[wp-rss-aggregator]
Ser padres

¿Nuevo colegio? deja atrás los miedos

Enfrentarse a un cambio de colegio puede generar ciertos miedos en los niños. Aquí algunas técnicas que le permitirán ayudarle a sus hijos en ese proceso de adaptación.  

Por: Camila Cardona

Cambiar de colegio puede ser de mucho estrés para los niños y más cuando se trata de cambio de ciudad. En ese momento es común ver que salen a relucir diversos miedos como el temor a lo desconocido, a los nuevos compañeros, el miedo al cambio, o a las nuevas normas, todas  situaciones que pueden perjudicar su rendimiento escolar.

Para nada es un secreto que un nuevo colegio es un reto a superar, sea cual sea la edad, y su  adaptación a este nuevo sitio dependerá primordialmente del carácter del niño y de sus circunstancias personales. Sin embargo, los factores externos y las redes de apoyo son cruciales en ese proceso.

Te puede interesar: Consejos para una buena adaptación a la escuela del niño

Para Susana Baudichón, psicóloga  de ciclo 1 del New Cambridge School Cali, el diálogo entre padres e hijos debe ser fluido y constante, “Es vital que ellos mantengan una buena comunicación con sus hijos, especialmente durante los días previos y los primeros días del colegio, ya que así conocerán sus temores y problemas de adaptación y lograrán incidir en sus cualidades y apoyar en los puntos débiles de cada niño”.

Añade que “en todo momento hay que hacerle sentir al chico que el cambio de colegio es algo positivo para él, y transmitirle tranquilidad y seguridad. Si el padre de familia está inseguro el niño lo siente y será más difícil que se adapte”.

Los temores varían dependiendo de la edad del niño y de cómo ha sido el proceso del cambio. “En los niños más pequeños el principal temor es sentirse abandonados por sus padres, pues es una edad en la que sienten que si los dejan en el colegio nunca más volverán por ellos. Este miedo sucede principalmente cuando los niños no han sido escolarizados y por primera vez pasan a la etapa del colegio. Otro temor es al cambio de amigos, a un espacio desconocido o incluso,  a perderse dentro del campus”.

Por su parte los miedos entre los niños mayores varían. “Para ellos el temor principal es el de no conseguir amigos, a no agradarle a los profesores y en general al no lograr encajar en el sitio”.

El periodo de adaptación, asegura Baudichón, dura un máximo de tres meses, esto varía dependiendo del niño y las circunstancias, lo más importante es no presionarlo.

Para que el cambio de colegio no sea problema alguno, podemos tener en cuenta estos sencillos consejos que brinda la experta en psicología:

  • Conocer el colegio unos días antes. Es fundamental que los niños conozcan y se familiaricen con las instalaciones del colegio, esto les permite tener más confianza.
  •  Retomar las rutinas. Es bueno que durante el periodo de vacaciones se mantengan algunas rutinas, esto sabemos que no es tan fácil pues muchos padres salen de viaje, pero una semana antes es ideal retomen algunas como la madrugada.
  • Colgar el calendario y el horario de clases en la pared del niño para que sepa en todo momento todo lo que va a venir al día siguiente y no se sienta perdido.
  • Llévalo y recógelo personalmente durante los primeros días para darle seguridad.
  • Si es pequeño, puede llevar su peluche favorito o algo que lo haga sentir muy tranquilo.
  • Déjale que exprese sus emociones los primeros días de colegio y es normal que llore al iniciar. Habla con él y permítele que exprese sus opiniones, deseos, miedos para que puedas apoyarle y darle tranquilidad.
¡Ya lo vemos!

¡Ya lo vemos!

Tu hijo bilingüe, educado para la globalización y con los valores de un ciudadano del futuro.

¡Quiero que empiece ya!