[wp-rss-aggregator]
Ser padres

El ejemplo, la mejor educación

Juliana Ardila docente de filosofía es clara al asegurar que el ejemplo es la mejor forma de educar y que en la educación está el cambio que necesitamos.


Juliana Ardila Gómez, lleva quince años, casi el mismo tiempo que lleva viviendo en Cali, ejerciendo la docencia. “No soy de esta ciudad, llegué a los 18 años y comencé a estudiar Licenciatura en Filosofía y Ciencias Religiosas, en la universidad Católica Lumen Gentium, a mis 19 años un compañero de la universidad me dijo que necesitaba una profesora y desde ese momento me metí en el cuento de la docencia”.

Para ella ser maestra fue el sueño de su niñez. “Desde pequeñita ha sido para mí un sueño. Soy supremamente idealista con el tema de la educación. Creo fiel mente que uno es docente por vocación, por elección y porque ese es el plan de vida. Para mí es a través de la educación que se salva el mundo”.


¿Cuál es el proyecto más importante que ha desarrollado?

He trabajado en bachilleratos acelerados y en institutos; además, he enseñado en 5 colegios de Cali, para mí el proyecto más importante fue el
desarrollado en el colegio Monticello, ubicado en Dapa.

Durante 7 años, me enfoqué en temas estructurales de la niñez, enseñábamos a pequeños con deficiencia cognitiva, con dificultades a nivel disciplinario, con problemas de adaptación, en general, eran niños que necesitaban atenciones especiales. Aprendí a trabajar la inteligencia emocional y a entender la importancia de las necesidades de ellos. En ese lugar iniciamos un proyecto con el cual se daba filosofía desde grado sexto y no solo en décimo y once, como estaba estipulado.

La idea era que ellos desde pequeños desarrollaran el pensamiento crítico y el cuestionamiento, todo
a través de la enseñanza de las herramientas de la filosofía, que permiten impulsar las habilidades como la indagación y la curiosidad.

Logré ver la primera generación de graduados que iniciaron a ver filosofía en sexto, muchos de ellos estudiaron carreras muy afines y me contaban sus fortalezas ante otros estudiantes.


¿Qué opina de que el New Cambridge School Cali sea el séptimo en la ciudad con
IB?

Cuando la coordinadora del programa IB me invitó a ser parte de esta aventura me emocioné demasiado, es una excelente noticia. Para mí el IB es el proceso que te permite la posibilidad de soñar con alcanzar todo lo que cada uno se proponga. Ahora es una realidad y se convierte en un gran fuerte de nosotros como institución teniendo en cuenta el contexto globalizado en el que vivimos, y las exigencias del mercado profesional actual.

¿Qué resalta de los estudiantes del Colegio?

Soy demasiado idealista con el cuento de la educación y por consiguiente soy demasiado idealista con mis muchachos, soy una fiel creyente de sus capacidades. Considero que cada uno de ellos logrará ser el mejor en cada cosa que haga, y que ahora con el IB podrán destacar más. Estoy segura que conquistarán este nuevo reto y sacarán el mayor provecho.

Muchos chicos ven esto como un reto difícil pero siempre les digo que es un reto para todos, para nosotros como profesores, para el colegio, para los padres y para ellos como estudiantes, y que no hay de qué preocuparse porque las herramientas están.


¿Cómo promueve la alta calidad académica desde su clase?

La excelencia académica se promueve de varias formas, uno con el ejemplo, si yo a un muchacho le voy a pedir que sea excelente en cosas como: la puntualidad, la presentación personal, su vocabulario y su trato, tengo que ser un ejemplo de eso. Por otra parte, se logra la calidad académica en la exigencia y en la coherencia.
Sin embargo, para mí esa palabra no significa únicamente ver altas notas, porque eso puede ser buena memoria, para mí significa que el chico es coherente en su pensar y actuar, que es responsable y que va más allá de los contenidos dados.

¡Ya lo vemos!

¡Ya lo vemos!

Tu hijo bilingüe, educado para la globalización y con los valores de un ciudadano del futuro.

¡Quiero que empiece ya!